Equilibrando mi vida personal y el trabajo

Equilibrando mi vida personal y el trabajo

Debido a las dinámicas sociales, la era digital y las continuas interrupciones de las redes sociales, aplicaciones en nuestro teléfono y demandas laborales cada vez estamos más desconectados de nuestro entorno, espíritu, cuerpo y familias.
Año tras año veo a más gente desenfocada y con grandes niveles de ansiedad al reclamar “que no tienen tiempo”. Terminan sus días agotados/as y sin sentirse plenos/as a pesar de estar alcanzando sus metas. Parecieran caminar sin ningún sentido, errantes de un camino sin fin.
En este artículo quiero compartir 3 pasos fáciles para conseguir el equilibrio entre tu trabajo y tu vida, entre el rendimiento y el placer. Es más fácil de lo que piensas y si practicas centrándote en estas técnicas verás resultados a corto plazo.
Según Peter Tufet en su estudio Renueva tu Hábitos, se necesita practicar una conducta por 66 días para crear un hábito. Por lo que los invito a comprometerse los próximos 66 días a ejercitar estos 3 pasos y veras una diferencia real en tu vida.
¿Qué es el equilibrio work-life? Yo lo defino como la capacidad de balancear las responsabilidades y placer de una manera fluida diariamente.
Porque trabajar y dar resultados, conseguir tu visión o propósito es precioso, pero también tienes la obligación de disfrutar. Necesitas disfrutar para sentirte pleno/a para poder dar todo en todos los ámbitos de tu vida.
Los extremos no son buenos, es muy importante que podamos tener la visibilidad de todo aquello que nos gusta, nos llena y nos completa para poder gestionar correctamente todas aquellas responsabilidades y compromisos en los cuales tenemos injerencia directa.

1.HUMANIZA TUS RELACIONES

Las personas más felices del mundo las cuales son estudiadas e investigadas para encontrar esa clave que los hace estar en un estado de plenitud, de esos que puedes encontrar en los libros y documentales de Netflix, siempre establecen la misma respuesta ante una simple pregunta: ¿Cómo le haces para ser feliz? Y la respuesta en común es: “Llena tu vida de servicio a los demás, quita la mirada de tu nariz ¿Para qué quieres ser exitoso y estar solo?
Programa el tiempo familiar en tu agenda, así como programas tus tareas laborales. Las cosas importantes se ponen en el calendario, las tareas o tiempos de descanso se hacen posibles si eres ordenado con tu tiempo. Tú calendario no miente y si le hechas un ojo rápido te darás cuenta de tus prioridades.
Aprecia el punto de vista de cada una de las personas que te rodean, dales importancia, que sean visibles ante ti. Se amoroso y sensible con todas las personas comenzando con tu familia el hacerlo te permitirá practicar en casa lo que podrías hacer en tu trabajo.
Cuando tienes presente que con quien trabajas es un ser humano igual que tú, que con quien duermes y comes es muy parecido a ti, tus relacione se establecen desde una base más humana y real, donde las expectativas se hacen cada vez más pequeñas y las acciones crecen de manera orgánica, orientadas a la humanidad y vulnerabilidad.


2.PRACTICAR LA GRATITUD

Se dice que el agradecimiento es el eco del corazón, cuanto más agradecemos logramos ver lo mucho que tenemos en todos los ámbitos de nuestra vida.
El poder visualizar todo lo que somos y tenemos nos permite ver en tiempo real lo que hemos logrado y lo capaces que somos de sumar y multiplicar nuestros talentos y habilidades en todos los aspectos, vemos como somos, como existimos, como convivimos en un estado de consciencia más profundo y verdadero.
Hazlo también en tiempos difíciles, porque aquello en lo que nos enfocamos crece. Y si cuando tienes momentos malos te enfocas en lo malo, vas a tener más de lo mismo.
Escribir en las noches de lo que agradeces de tu día laboral o personal es una práctica muy utilizada para desarrollar el hábito del agradecimiento, ya que te permite de manera oportuna tener presente lo logrado, te sorprenderás del resultado.


3.VIVE CON MARGENES DE ENERGIA

Pienso que lo más importante no es lo que recibimos de la vida sino lo que damos. La diferencia que hemos hecho en nuestro pasar por este camino finito con fecha de caducidad, refiere a un cúmulo de acciones y momentos que hemos elegido vivir, priorizar, elegir.
La energía que poseemos es la clave para poder disfrutar de lo que la vida nos ofrece, pero tengo una pregunta y reflexión final: ¿Cómo puedes disfrutar sin tiempo para hacerlo? En los márgenes está el secreto, cuando tienes un margen en tu vida personal o profesional te abrirá la posibilidad de escoger todas aquellas cosas que te llenan y hacen sentir pleno, pero cuando el margen NO existe es muy complicado poder adquirir nuevas costumbres o desarrollar nuevos hábitos, incluso es inalcanzable poder incluir rutinas o prácticas de vida (ejercicio, espiritualidad, meditación, cursos, paseos, conversaciones etc…)
En conclusión, debemos de estar atentos y alertas a todas aquellas cosas que nos roban energía y no nos están haciendo felices, todas aquellas tareas, compromisos y responsabilidades que adquirimos de manera mecanizada pero que no tienen ningún sentido dentro de nuestros planes de vida, recuerda hay que “parar para reparar”
Si te tomas un tiempo para revisar que cosas que haces el día de hoy que no son parte de tu propósito encontraras nuevos márgenes, espacios de tiempo que te permitirán seguir creciendo y disfrutando de lo que elijas en tu forma de trabajar y vivir.

Abrir chat
Bienvenido a Escala Latam!



Para atención vía Whatsapp; seleccione el agente correspondiente 👇